Iñaki Urdangarin, un nuevo compañero de viaje para Nacho Vidal y Pipi Estrada
  1. Celebrities
  2. En Vena
Paloma Barrientos

En Vena

Por

Iñaki Urdangarin, un nuevo compañero de viaje para Nacho Vidal y Pipi Estrada

El exsocio de Urdangarin, Diego Torres, ahora enemigo número uno de los duques de Palma, ya anunció en su día que no se iba a quedar

Foto: Iñaki Urdangarin, un nuevo compañero de viaje para Nacho Vidal y Pipi Estrada
Iñaki Urdangarin, un nuevo compañero de viaje para Nacho Vidal y Pipi Estrada

El exsocio de Urdangarin, Diego Torres, ahora enemigo número uno de los duques de Palma, ya anunció en su día que no se iba a quedar de brazos cruzados ante su imputación, amenazando con “tirar de la manta”, y la de su mujer, Ana María Tejeiro, quedando fuera del caso Nòos la infanta Cristina y su secretario personal, Carlos Garcia Revenga. Ahora la imputación de dos nuevos delitos a Urdangarin (evasión de capital y fraude fiscal), más la decisión del juez de que el matrimonio vuelva a comparecer en sede judicial el próximo 23 de febrero, ha hecho que la maquinaria de la coacción se ponga en funcionamiento ante la negativa de la Corona a establecer ninguna conexión con los imputados Torres/Tejeiro al margen de lo que marque la ley.

En su día, se filtró que para estar callado Torres quería pactar un acuerdo bajo cuerda con Casa Real, en el que solicitaba dinero, trabajo fuera de España, pago de los honorarios de su abogado Manuel González Peeters y otras cuestiones que no han transcendido. Ahora, de nuevo, el chantaje se ha vuelto a hacer efectivo a través de unos correos que su defensa ha presentado en el Juzgado de Instrucción numero 3 de Palma. En ellos, Torres quiere demostrar la relación ejecutiva del secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, con el instituto Nòos y cómo Urdangarin consultaba y le pedía autorización para determinadas operaciones sensibles. Cuando el duque de Palma era presidente de la entidad sin ánimo de lucro, Revenga ejercía de tesorero y la infanta de vocal del consejo ejecutivo.

Este material sensible forma parte de un dossier con más de doscientos correos que se enviaban entre los protagonistas de esta trama judicial y que Torres va presentando ante el juez con cuentagotas. Se trataría de la cuarta entrega, donde ya han aparecido el nombre de la princesa Corina, el del Rey y ahora Revenga. En el libro firmado por Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, Urdangarin un conseguidor en la corte del Rey Juan Carlos, ya decía Torres que tenía en su poder “200 mails comprometedores que se cargarían a la Monarquía”.

Ante este chantaje, lo sorprendente es que la Casa Real, a través de su gabinete de Comunicación, no haya establecido aún una estrategia, que sería lo correcto cuando las coacciones son públicas y notorias. Y si peligroso resulta que un ciudadano imputado amenace a la institución, la aparente frivolidad del duque de Palma firmando sus misivas como “El…Duque em...Palma...do” descubre la personalidad de Urdangarin. El yerno del Rey podría perfectamente convertirse en compañero de viaje de Nacho Vidal o Pipi Estrada.

 

Iñaki Urdangarin Nacho Vidal