La princesa de Asturias y la infanta Sofía, dos 'royals' casi invisibles

La nula exposición pública que Doña Letizia quiere de sus hijas, en ocasiones, las priva de actividades cotidianas y de esa normalidad que ella desea para las niñas

La Reina Letizia quiere que sus hijas sean niñas como las demás y de ahí que las apariciones públicas de la heredera y su hermana sean con cuentagotas. De vez en cuando hay excepciones y la seguridad recibe órdenes y deja que los fotógrafos hagan su trabajo cuando acuden al cine o alguna actividad lúdica. Así concibe la Reina la normalidad en la vida cotidiana de sus hijas, que de vez en cuando se revelan porque quieren ir de tiendas como el resto de compañeras del colegio.

La princesa de Asturias y la infanta Sofía en Palma de Mallorca (Gtres)
La princesa de Asturias y la infanta Sofía en Palma de Mallorca (Gtres)

La princesa de Asturias y la infanta Sofía empiezan a estar en esa edad en la que las amigas comentan en el recreo lo que han hecho o han dejado de hacer el fin de semana. En esas conversaciones también entra el “he ido con mamá a comprar (zapatillas, bolis, lápices…)". Y entonces surge la diferencia, porque Leonor y Sofía no van de tiendas y tampoco a merendar como las demás niñas a un burger o similar. Hace unos años, muy de vez en cuando, acudían con su madre a la pastelería Mallorca que se encuentra en Pozuelo a la salida del colegio. Pero estas escapadas de normalidad han desaparecido desde que Leonor es heredera.

La ropa de las niñas tampoco la adquieren por los canales habituales. No hay felipes varelas infantiles que cierren las tiendas para uso, disfrute y prueba de la clienta real, como sucede en el caso de Doña Letizia. Las firmas mandan catálogos o directamente ropa y accesorios para que elijan lo que después heredarán las primas. Aunque la princesa y su hermana no se dejen ver, en el caso de que haya una imagen con tal o cual vestido, chaqueta, pendientes o lo que sea, la venta de ese modelo está asegurada. Por ejemplo, las bailarinas rosas que lucía Sofía este Domingo de Pascua en Palma están fabricadas en Elda por Belle Chiara, empresa cien por cien española que exporta a todo el mundo. Este modelo de zapatillas se vendieron en exclusiva a la firma Nanos, que las comercializa por 69,90 euros. Se trata del modelo Isadora. La princesa de Asturias no las calzó, ella ya va por libre y elige lo que quiere ponerse. De ahí que su estilismo fuera menos ‘oficial’ que el de su hermana, aunque ambos llevan la firma de La Pequeña Costura. 

En Vena

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios