Logo El Confidencial
LA GUÍA MIGUELÍN

Casa Jorge, lo mejor de la huerta catalana en Madrid

Estos restaurantes son propiedad de los hermanos Molina, Jorge, Domingo y Cristóbal, y son un nuevo referente de la cocina catalana, que por cierto, no abunda

Foto: Casa Jorge, lo mejor de la huerta catalana en Madrid
Casa Jorge, lo mejor de la huerta catalana en Madrid
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Estos restaurantes son propiedad de los hermanos Molina, Jorge, Domingo y Cristóbal, y son un nuevo referente de la cocina catalana, que por cierto, no abunda mucho en Madrid. Los hermanos Molina son madrileños y lo de montar un restaurante de cocina catalana se debe a que Jorge trabajó en el desaparecido Endavant de la calle Velázquez, cuyas propietarias eran unas hermanas de Lérida. Allí es donde aprendió y conoció a los proveedores de los secretos de esta cocina.

    Tenían tres locales en la capital, el primero frente a la Plaza de Toros de la Ventas, que se inauguró en 1995, el segundo en la calle Cartagena, que se inauguró en el 2000, y el último en Príncipe de Vergara, desde 2006. Este último lo han cerrado, con la esperanza de poderlo abrir cuando mejore el panorama económico.
     
    La decoración de ambos restaurantes es distinta: el de la calle Alejandro González tiene los comedores separados por arcos de ladrillo a cara vista, con mesas y sillas de madera rústica, confiriéndole un sabor a mesón. Sin embargo, el restaurante de la calle Cartagena ocupa la planta baja y por una escalera se accede a una zona de entresuelo, donde perimetralmente se divisa el comedor de abajo. Está decorado con maderas y espejos y tiene las paredes pintadas en tonos amarillos y rojos, creándose un ambiente cálido y moderno a la vez en el que uno se siente a gusto.
     
    En los dos se puede degustar platos típicos de la cocina catalana. Para empezar, como entradaso para compartir al centro, el pá amb tomaca con buen jamón, los embutidos, las anchoasde la Escala, la escalibada, la exqueisada, los cargols a la llauma y la butifarra de Alpicat con mionjetes(espero haberlo escrito bien, por la cuenta que me tiene).
     
    De segundo, el bacalao lo hacen muy bien pero si apetece algo de carne, el conejo a la brasa con ali-oli está delicioso.
     
    Desde noviembre hasta abril, en su carta tienen dos menús cerrados compuestos por ocho platos, que incluyendo los calcots, que son unas cebolletas tiernas que se hacen a la brasa con salsa romescu y solo se da en temporada de invierno. Por 35 € por persona todo incluido, también vino o cava.
     
    Otro capítulo son los arroces, que los hacen de varios tipos: el arroz negro, el de verduras, a banda, caldoso...
     
    El servicio es muy atento y siempre está dispuesto a explicarnos el contenido de cada plato.
     
    La bodega es buena, predominan los vinos de las diferente comarcas catalanas, aunque la opción de comer con cava no está mal.
     
    Precio medio: 45 € Cierran los domingos por la noche.
    Alejandro González, 8 - Madrid
    Teléfono: 91 411 37 28
     
    Cartagena, 104 - Madrid.
    Teléfono: 91 416 92 44
    Guía Miguelín
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios