Restaurantes: El imparable ascenso de El Carmen de Montesión. Blogs de Los Gastrogatos

El imparable ascenso de El Carmen de Montesión

Cría cuervos... Eso es lo que podríamos pensar de un restaurante nacido bajo el paraguas de El Bohío y que en apenas tres años se ha convertido en una propuesta tan atractiva como la de su mentor

Foto: El Carmen.
El Carmen.

Diciembre de 2014. Nueva ubicación del proyecto con el que Iván Cerdeño, segundo de a bordo de Pepe Rodríguez Rey, empezó a darse a conocer. Cogemos el coche y llegamos, no sin dificultad, al centro de una urbanización a las afueras de Toledo que no parece la ubicación más adecuada para albergar un restaurante de cierto nivel. En ese momento nos pareció una magnífica sucursal de El Bohío, en un local con pinta de antiguo asador castellano y una cocina de muchos quilates. De aquella época algún Gato amigo escribió sobradamente en este mismo espacio. Inexplicablemente, han pasado tres años desde esa crónica y un restaurante que ya mostraba ese potencial bien merecía unas nuevas líneas para comprobar que casi todo ha cambiado a mejor. Lo que no cambia es la localización del sitio en buscadores, que sigue siendo errática, y para aquellos que vayan por primera vez recomiendo miren con detalle su web, ya que han tenido que poner instrucciones detalladas 'a mano'.

Nada más entrar comprobamos cambios de calado en el local, que tras un profundo lavado de cara ahora sí se hace honor a la estrella Michelin que muestra en su fachada. Otro cambio relevante es la desaparición de ese grupo El Bohío, ya que Iván en cocina y su mujer Annika comandando la sala vuelan solos desde hace algún tiempo. No cambia la estructura de menús y además a precios muy suaves. Poder disfrutar de un almuerzo de diario en un estrellado por 29 euros es un auténtico lujo. Ya que vamos hasta allí, nos atrevemos con el menú degustación largo, que además puede ser ampliado a discreción, algo que recomendamos fervientemente en especial con platos de caza que aquí se bordan. Preparados para disfrutar de la 'alta cocina' castellana en la que los ingredientes más populares se aligeran en todo menos en sabor.

El Carmen.
El Carmen.

El nivel es altísimo desde los primeros bocados, especialmente la tarta suflada de sardinas que disfrutamos mientras ojeamos con detenimiento una carta de vinos amplia, de precios muy moderados y que incorpora un apartado de 'añadas viejas', algo que parece causar furor hoy en día.

En una época de 'croquetismo' extremo aquí se sirve una de las mejores que puedan encontrar en suelo patrio. Rebozado impecable y relleno con profundo sabor a buen jamón. El bombón de perdiz es intenso e imprescindible, tanto como la pulga de calamar o el etéreo buñuelo de sopa de ajo; difícil mejorar esta puesta al día de un clásico de la gastronomía manchega. Solo un queso frito (otro clásico) con limón, un tanto descompensado de acidez, bajó algo el nivel de los aperitivos y entrantes.

El Carmen.
El Carmen.

Dentro de la robustez general de la propuesta es quizás el tratamiento de la caza y la casquería donde se alcanza el nivel de maestría. Difícil encontrar una mejor versión de la molleja de ternera que la que aquí realizan a la brasa con caldo de anchoas. Extraordinaria igualmente la liebre a la royal que sigue a un consomé del mismo animal con Jerez y que, a nuestro entender, se sirve demasiado tibio (para no remarcar el punto alcohólico, argumentaba Iván).

Si fuesen estos días, quizás el mejor postre sería una becada (permítanme la licencia), pero si de acabar de una forma más convencional se trata, nos pareció goloso y apetecible el postre de leche, galleta, regaliz y mantequilla.

El Carmen.
El Carmen.

Dudamos que a estas alturas aún no estén convencidos de que el viaje merece la pena, pero si no, pónganle la guinda de un servicio eficaz y profesional que se encarga de servir los platos con una impecable cadencia y si además tienen la suerte de que se ocupe de su mesa Annika (esposa de Iván), con una permanente sonrisa en el rostro y orgullosa de su aterrizaje en sala tras su formación intensiva en la Escuela de Hostelería de Madrid, entonces estamos seguros de que van a tardar muy poco en levantar el teléfono para hacer una reserva.

El Carmen
El Carmen

El Carmen. Urbanización Montesión, Calle Montesión, 107. Toledo

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Los Gastrogatos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios