Don Lisander: probablemente la mejor pizza de Madrid… y mucho más

En esta trattoria podemos encontrar una de las ofertas más completas y cuidadas de cocina italiana en Madrid

Foto: Don Lisander
Don Lisander

Es probable que la cocina italiana sea la más difundida a nivel mundial gracias a las pizzerías, osterias y trattorias extendidas por todo el mundo. Si bien es cierto que esta cocina es mucho más que la pasta y las pizzas que se suelen encontrar en este tipo de restaurantes y que el concepto de trattoria es distinto en origen a lo que para nosotros es habitual, no lo es menos que resulta difícil hallar un solo comensal que no disfrute de este tipo de restaurantes que suelen ofrecer una cocina honesta a un precio bastante contenido.

Don Lisander
Don Lisander

En el caso de Don Lisander, su director, Gonzalo Vernacci, va un paso más allá e incluso yo diría que juega en otra liga, un escalón por encima de lo habitual; a la clásica oferta de pizzas (casi 30 variedades en carta más las ofertas fuera de carta) y de pasta (más de 20 platos de pasta fresca), suman un cuidado apartado de antipasti, unos más que notables rissotti, unos buenos platos de carne y una carta de vinos que excede en mucho a lo que es habitual encontrar en este tipo de restaurantes con referencias italianas muy bien seleccionadas. Y todo esto manteniendo un nivel de precios más que aceptable y en un local que ha mejorado considerablemente en su nueva ubicación.

Antes de dar un pequeño repaso a lo que puede ser una comida o cena en Don Lisander, recordar que una comida italiana es algo más de lo que acostumbramos a hacer en España: si quieren hacer un menú italiano, siempre debe llevar un antipasto, un primo (que debe incluir pasta o rissotto), un secondo (carne o pescado con guarnición) y un contorno (ensalada, patatas, verduras, etc…) para rematar con un dolce, así es que,vamos a empezar a hacer el recorrido a la italiana.

Don Lisander
Don Lisander

Para empezar, yo no perdonaría una magnífica burrata y desde luego probaría un carpaccio o el tartar de solomillo: en los dos casos, un muy buen producto que se aprecia perfectamente al tomarlo en crudo -muy ligeramente calentado en el caso del carpaccio-. Claro que, si les gusta el embutido, una tabla con tres o cuatro tipos distintos de embutido italiano también puede ser una buena opción o bien un vitelo tonnato. Si prefieren añadir algo vegetal, siempre pueden escoger entre diversas ensaladas, entre las que la 'envidia de Italia' es siempre una buena alternativa; en cualquier caso y sea cual sea su elección, no olviden pedir focaccia de acompañamiento.

Don Lisander
Don Lisander

A continuación, pasamos al apartado de las pizzas (aunque la costumbre en Italia es que la pizza se toma por la noche, aquí vamos a tomarnos una cierta libertad y la ponemos antes de la pasta o el risotto aunque sea al mediodía). Un apunte: no soy objetivo, para este gato, las pizzas de Don Lisander son sencillamente las mejores de Madrid; la pizza en Don Lisander es una pizza al estilo de Milán perfectamente ejecutada, con la masa fina y crujiente y con el suficiente cuerpo para soportar todo tipo de ingredientes sin quedar reblandecida -de todas formas, tampoco les aconsejo que en el caso de una pizza de este nivel la saturen con demasiadas cosas- y todos los componentes de la pizza son de una calidad más que notable.

Don Lisander
Don Lisander

Siempre les darán una recomendación del día, pero, si pueden, además de preparaciones sencillas como la margherita -que les permitirá disfrutar al máximo de la masa- no dejen de probar la tartufo, una pizza con huevos de codorniz y trufa que es difícilmente superable; en cualquier caso, cualquier elección será acertada, desde una prosciutto e funghi hasta una diavola; todas las pizzas son sobresalientes. Y, si lo prefieren, anímense con una calzone que sigue manteniendo un gran nivel.

Don Lisander
Don Lisander

A continuación, hay que pasar a la pasta o el risotto; si se animan con el risotto, tengan en cuenta que tiene un tiempo de espera porque se hace en el momento y eso supone unos 20 minutos de preparación, pero la espera merece la pena. Si optan por la pasta, lo primero que hay que decidir es si se quiere una pasta sencilla o rellena; magníficos lo agnolotti di ricotta e spinaci o los cuadretti di solomillo y muy bien ejecutados los tradicionales ravioli, bien sea porcini o di zucca, amaretto e fichi; en pasta fresca, los tagliatelle primavera o los tagliatelle mare e mont son perfectos si les gusta la pasta con productos del mar, pero no se equivocarán en ningún caso porque todas las preparaciones mantienen un muy buen nivel.

Espero que no estén llenos porque, de acuerdo con las costumbres locales, ahora hay que seguir con una carne; además de los conocidos scaloppine al marsala o al limone, me permito recomendarles dos preparaciones italianas no tan frecuentes en muchos restaurantes italianos; una cotoletta con un impecable rebozado y con rúcola y tomate natural y una saltimbocca alla romana donde, una vez más, los ingredientes marcan la diferencia.

Don Lisander
Don Lisander

Supongo que a estas alturas pensarán que va a ser difícil hacer sitio para el postre … Están equivocados: si se ponen en sus manos, les pueden dar unos cannoli a los que no podrán resistirse, una tarta de limón de impecable factura o una notable panna cotta.

Para beber no tendrán problemas, carta muy bien pensada con buenas alternativas italianas y a precios contenidos.

En resumen, un muy buen lugar gestionado de forma impecable por Gonzalo Vernacci donde, destacando unas pizzas de primer nivel, toda su oferta es plenamente recomendable.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Los Gastrogatos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios