Logo El Confidencial
menos es más

¿Necesitas ver menos a tu pareja para que la pasión siga viva?

La clave de la relación de Donald Trump y Melania, dicen, es la distancia. Y es que, aunque cueste, tal vez llevar vidas diferentes sea la fórmula para durar, durar y durar

Foto: 'Cincuenta sombras de Grey'.
'Cincuenta sombras de Grey'.

El otro día leí un artículo que aseguraba que la clave de la relación entre Donald Trump y Melania es la distancia, y no solo se refería a esa distancia física que tantos titulares despierta, sino al hecho de que ambos tienen horarios, rutinas y actividades de ocio totalmente diferentes. Aunque el detalle de que duerman separados me parece algo excesivo, este artículo me hizo relexionar acerca de que quizás tener una relación en la que ambas partes de la pareja llevan vidas diferentes sea la clave para durar.

Muchos creemos que la pareja ideal es esa con la que se comparten gustos y aficiones, pero lo cierto es que las parejas más duraderas de mi círculo de amigos salen por separado y dejan para vivir en pareja momentos especiales, como si fueran una especie de oasis sentimental o de regalo a la pareja. ¿Y si este fuera el secreto para que cada momento sea único y la relación no termine anclada en la monotonía?

Lógicamente, si tu novio es futbolista o jugador de baloncesto -Khloé Kardashian, esta va por ti-, el peligro de la infidelidad estará siempre rondando al noviazgo, pero no salir siempre con tu pareja, quedar a solas con tus amigos e incluso tener aficiones diferentes que pueden traer consigo animadas discusiones y 'pullitas' pueden ser divertidas y dar a la relación un punto rompedor. En resumidas cuentas, que las relaciones Disney son un peñazo y que todos necesitamos algo de salseo.

¿Vacaciones en pareja? Sin duda, porque se suelen desarrollar en lugares desconocidos lejanos al hogar y dan pie a momentos de ocio y diversión completamente diferentes a los que acompañan la vida diaria, pero creo que pasar una semana con los amigos es esencial. Muchas veces, vivir con tu pareja hace que pierdas una parte de tu yo, porque compartir tantos momentos y espacios hace que las personalidades terminen, de algún modo, fusionándose, por lo que pasar unos días con tus amigos es importante para que tu personalidad -a no ser que seas Norman Bates, se entiende- y tus peculiaridades -Andrews Cunanan en potencia, olviden esto- afloren.

La vida en pareja también puede hacer que la pasión se esfume, por lo que echar de menos es realmente necesario para que vuelva a florecer. Hace un mes, una de mis mejores amigas me confesó que iba a dejar a su novio -tranquilos: sé que ninguno de los dos me lee jamás, por lo que este texto no va a suponer una bomba sentimental- a la vuelta de las vacaciones, que iba a pasar entre amigas. El fin de semana pasado me los encontré en un bar muy sonrientes y acaramelados, y cuando él se fue al baño, pregunté a mi amiga si finalmente lo iba a dejar. "De ninguna manera", me dijo, y por supuesto le pedí que me explicara semejante cambio de opinión. Su respuesta fue muy simple: lo había echado de menos durante la semana que pasaron separados y regresó a casa con ganas de estar, de nuevo, con él. Tan fácil como eso: unos días de paréntesis emocional y la cabeza se arregla. La verdad es que este caso es el de una relación en la que no hay excesivos problemas, porque si hablamos de una pareja con conflictos verdaderos y una falta de pasión asentada, el irte unos días hará, más que probablemente, que te convenzas de que tu relación está condenada al fracaso. De cualquier modo, bien sea para echar de menos o para tomar una decisión determinante, la distancia es clave, y si hay unas vacaciones de por medio, bienvenidas sean, ¿no?

Al igual que echamos de menos nuestra ciudad cuando estamos lejos de casa, del mismo modo que echamos de menos la tortilla de patatas de nuestra madre porque solo la cocina una vez al mes y de la misma forma que te entran más ganas de quedar con ese amigo que vive en Nueva York para ponerte al día que con el que vive en tu misma calle, parece que es necesario distanciarte algo de tu pareja para que la relación mantenga la pasión de los primeros meses. Y si no funciona, queridos lectores, basta con tomarse unos días para viajar con los amigos y poner punto y final al amor al regresar a casa. ¿He sonado fría? Prefiero pensar que estoy siendo racional y realista, pero tal vez sea que este buen tiempo que nunca llega me esté afectando. Yo, por si acaso, estoy planeando un viaje con mis amigos. Al menos sé que el viaje es de ida y vuelta, porque con las relaciones nunca se sabe.

Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)
Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)

'Antimanual de autodestrucción amorosa' (ed. Aguilar) es el primer libro que publica la periodista Marita Alonso, quien se ha convertido en nuestra consultora semanal en cosas de amor, desamor, sexo y otras dichas y desdichas. Plantéale tus preguntas e intentará darles respuesta.

En la cama con Marita

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios