María Jesús de Frutos, mujer de Enrique Cerezo: la pintora de la alegría
  1. Famosos
  2. Life & Style
Nasrin Zhiyan (Cofundadora de Massumeh)

Life & Style

Por

María Jesús de Frutos, mujer de Enrique Cerezo: la pintora de la alegría

Empezó siendo profesora de enseñanza primaria, estudió decoración en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, y desde entonces no deja de formarse en diferentes técnicas de pintura, su gran pasión

Foto: María Jesús Frutos. (Cortesía)
María Jesús Frutos. (Cortesía)

María Jesús de Frutos, esposa del magnate cinematográfico y presidente del Club Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, es una reconocida y maravillosa pintora. Elegante, sencilla y de una gran belleza, es muy discreta y siempre se sitúa en un segundo plano. Según ella misma dice, “en mis obras plasmo aquello que me emociona, que me enamora, y trato de quitar hierro a la vida dulcificando mi obra con mágicos colores que están dentro de nosotros, para que cuando se contemple pueda sacar del espectador esa parte positiva que todos tenemos. Momentos de amor, chispazos de felicidad, espacios de amistad... y, por un momento, se sienta algo más feliz".

Empezó siendo profesora de enseñanza primaria, estudió decoración en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, y desde entonces no deja de formarse en diferentes técnicas de pintura, su gran pasión.

Admiradora de la obra del pintor francés Toulouse-Lautrec y fascinada por el baile del tango en las calles de Buenos Aires, María Jesús pinta paisajes urbanos y de la naturaleza, bodegones, retratos, meninas, el propio tango y el baile de cabaret. Su pintura es una visión muy personal de aquello que le emociona. Según ella, sus obras son “un conjunto de luz y color, pinceladas sueltas que cuentan historias de vida”. Hoy tengo el placer de conversar con mi amiga, la gran pintora María Jesús de Frutos.

PREGUNTA: Enhorabuena por tu magnífica trayectoria profesional. Estás muy vinculada con el séptimo arte. Me encantan las ilustraciones que has realizado para la revista 'Nickel Odeon' y el cartel de la película ‘Historia de un beso’, de tu gran amigo José Luis Garci. ¿Te gusta el mundo del cine?

RESPUESTA: Me apasiona. De niños nos llevaba mi padre los domingos a todos mis hermanos al cine Sirenas, en Segovia, y disfrutábamos con las pelis de Cantinflas, Marisol, Joselito...

P: Estudiaste Magisterio y tienes una estupenda carrera como pintora. ¿Cuándo descubriste tu vocación?

R: De niña dibujaba con palos en la arena y con lo que pillaba. Me fascinaban las vistas desde el alcázar de Segovia. Vivíamos enfrente. Recuerdo esos cielos plomizos siempre en movimiento de los que a veces asomaba un rayo de luz iluminando los campos, los tejados rojos, esos cielos encendidos, los ocres en sus monumentos históricos… Quería hacerlos míos. Siempre han estado en mi retina. Al final, como en todos los artistas, como en todo ser humano, el terreno de la infancia es el que marca todo lo que vendrá.

En los jardines del alcázar pintaba Tablada, padre de una saga de pintores, y le observaba un buen rato rodeada de turistas. Era muy niña.

Mi vocación puede venir de familia. Un primo de mi padre era pintor profesional, y un hermano de mi abuelo (Juan Arribas de Frutos) era maestro y un gran dibujante. Publicó unos cuadernos de dibujos de labores segovianas obteniendo varios premios. Un alumno suyo, Jesús de Frutos, pintor actual, me confesó que debía a su maestro todo lo que era. Participé en ferias de arte y comprobé que mi trabajo era valorado y se adquiría. También se vendió mucha obra en galerías y me animó a seguir.

Dediqué veinte años a la enseñanza y participé con mis alumnas en certámenes de pintura a nivel nacional obteniendo premios. Los trabajos se exhibían en el antiguo ayuntamiento de Madrid, en la plaza de la Villa, en una sala preciosa con techo en vidriera de múltiples colores. Se me encomendaban los decorados de festivales escolares, con la ayuda de becarias y alumnas. Me sentía feliz… La creatividad era fundamental para el aprendizaje de mis alumnas.

Dejé la enseñanza, y me formé durante diez años en la Academia-Taller Nieves Solana, sobrina del pintor José Gutiérrez Solana. Ella durante años me ayudó a descubrir y plasmar las posibilidades que yo tenía. La estará eternamente agradecida y siempre la tengo presente.

placeholder 'Joya castellana', serie 'Paisajes'. (Cortesía)
'Joya castellana', serie 'Paisajes'. (Cortesía)

P: ¿Qué sientes al pintar?

R: Siento que estoy viva, libre, plena, humana. Quiero crear un mundo más decente de lo que es. Ahora está feo, confuso, pero no podemos rendirnos. El arte, aunque no es la solución a nuestros problemas ni es capaz de cambiar el mundo, sí nos permite verlo bajo otra luz. El arte nos consuela, pintar belleza hace que la realidad sea un poquito menos dura.

P: ¿Quiénes son tus grandes referentes pictóricos?

R: Van Gogh, Toulouse-Lautrec, Cézanne, Rembrandt, Velázquez, Goya, Joaquín Mir, Sorolla… Siento emoción por sus trazos, sus vidas… El primero que me impresionó fue Van Gogh por la pasión en sus pinceladas

P: ¿De quién te gustaría tener una obra en casa?

R: Tengo obra de amigos, grandes pintores y acuarelistas. De Lucio Muñoz, de Benjamín Palencia, Martínez Novillo, Canogar… Litografías de otros tantos: grabados de José Gutiérrez Solana (tío de mi maestra Nieves Solana), de Eduardo Naranjo, Viola, Eduardo Chillida… Me emocionaría poseer un bodegón de Clara Peeters, una figura de Tamara de Lempicka…

P: ¿Cómo definirías tu estilo?

R: Mi estilo es figurativo. Exagero las formas y los tonos en mi afán de potenciar la belleza. Posiblemente en eso reside la originalidad de lo que eres. Si se tiene personalidad, se es original.

P: Algunos críticos han destacado, entre otras cosas, tu manejo del color. ¿Qué colores dominan tu paleta y por qué?

R: Colores vibrantes, luminosos, llenos de vida.

P: ¿En qué colores pintarías tu vida actual?

R: A pesar de estos momentos dolorosos, no voy a renunciar a expresar mis sentimientos optimizando lo que está por llegar.

P: Pintar es una forma de expresión y de realización. ¿Qué motiva a un artista?

R: Cualquier objeto, por insignificante que sea, puede contar una historia, me puede emocionar. Hay muchas formas de motivación

P: ¿En qué te inspiras?

R: Me inspiro en el mundo de lo visible. Tengo una referencia, pero no sigo un criterio de copia. Es una forma muy personal de interpretar lo que siento ante lo que percibo. Ante un paisaje salen esos momentos vividos, esas formas, esos colores de mi tierra tan interiorizados. Las tierras rojas de la isla de Ibiza, ciudad que frecuento. En la figura, la elegancia de la mujer, la pasión…

placeholder La pintora, junto a Nasrin Zhiyan. (Cortesía)
La pintora, junto a Nasrin Zhiyan. (Cortesía)

P: La decoración es tu otra gran labor profesional y una de tus pasiones. ¿Cómo sería la casa ideal para ti? ¿Dice mucho de nosotros cómo la tenemos decorada?

R: Luz natural a raudales. Puertas interiores de cristal al ácido para dejar pasar la luz. Tonos neutros en paredes y tapicerías con toques de color. Esculturas y obras de arte que no compitan entre ellas en paredes espaciosas. He realizado bastantes reformas en mis casas interviniendo en la elección de materiales, muebles y distribución de los mismos, tapicerías, etc. La decoración es un retrato de la personalidad de sus moradores.

P: ¿Y cuál ha sido el momento más memorable de tu carrera?

R: Ha habido muchos momentos. Cuando descubrí que mi trabajo era valorado en una feria de arte al aire libre y caían chuzos de punta. En mi primera exposición en CC-22, era emocionante ver mi trabajo expuesto a través del escaparate de la amplia galería. Las salidas con todos los bártulos a pintar paisaje. Las exposiciones en el Torreón de Lozoya (Segovia) y Casa de Vacas en Madrid. Podría contar muchas anécdotas gratificantes.

P: ¿Cuál ha sido tu mayor reto en el mundo del arte?

R: El reto y mayor ilusión fue la realización del cartel de la película ‘Historia de un beso’. Recuerdo que iba conduciendo mientras diseñaba mentalmente el proyecto del cartel, en una noche de lluvia intensa camino del estudio a altas horas de la madrugada, y de repente sentí que mi coche caía por un terraplén y lo ultimo que vi fue un enorme olivo contra el que me estrellé. El coche volcó conmigo y con el material que iba a usar para el cartel. Mientras la ambulancia me llevaba al hospital, toda mi obsesión era rescatar el material. Y apareció.

P: ¿Qué recuerdos tienes de tu primera exposición?

R: Estaba en una nube, llena de inseguridad. Me arroparon muchos amigos y familiares. Se les notaba felices (espero que no fuera solo por los canapés). Sentía orgullo porque mi trabajo era valorado, y se vendía durante los días de la exposición.

P: ¿Cuándo y cómo pintas: de madrugada, de noche, con música, en silencio...?

R: Pinto aprovechando la luz y energía del día. La música me ayuda a mover con más soltura y seguridad el pincel. Si además me satisface lo que va saliendo, toco el cielo.

P: ¿Influye tu estado de ánimo en tu pintura?

R: Claro que influye: en momento bajos, a veces prefieres no pintar porque no sacas de ti lo que quieres dar, salvo con un esfuerzo tremendo. Manuela Picó, gran pintora y amiga, me llama 'la pintora de la alegría'.

P: ¿Cuáles son los temas o las series de tu trabajo?

R: Como pintora figurativa cultivo todos los géneros. En galería me pedían paisaje y bodegón porque se vendían muy bien. Yo he estado enamorada del desnudo, de la figura. En el taller de mi maestra recibíamos clases de anatomía y nos posaban modelos femeninos y masculinos. Mi maestra, Nieves Solana, decía: “La piel es un jardín”. Nos quería hacer ver que se reflejaban todos los colores del entorno. Las escenas intimistas en que aparecen reuniones de amigos en torno a una mesa compartiendo confidencias, celebrando… Estos son los temas preferidos de mi trabajo: el retrato de personas que quiero y me permiten, por un momento, atrapar su alma. La mirada de un niño es lo más bello y sincero que se puede admirar. Bodegones que monto en el estudio, donde están presentes cerámicas, flores y frutos sobre tules y ricas telas.

P: Siempre se ha dicho que lo que impulsa a los grandes artistas se puede encontrar en su infancia. ¿Qué parte de tu infancia en Segovia se refleja en tu pintura?

R: Me crié en un paisaje privilegiado. Vivíamos enfrente del alcázar, bajo la casa en la que vivía Maurice Fronkes, pintor norteamericano. Desde nuestro jardín disfrutábamos de una panorámica espectacular: todos los campos hasta Zamarramala, la Veracruz… He respirado por todos los poros la belleza de mi tierra y la he pintado por los cuatro costados. Cargaba caballete, lienzo y bártulos y me situaba en algún lugar estratégico desde donde podía respirar y sentir la belleza de lo que veía.

P: Eres muy solidaria y ayudas a mucha gente sin hacerlo público. ¿Qué te hace tan sensible a las necesidades de los demás? ¿Con qué fundaciones y ONG colaboras?

R: Me pongo en el lugar de los demás. Colaboro con varias ONG y entidades para satisfacer sus necesidades básicas. Tengo un nieto con síndrome de Down que, solo por el amor que da, merece la pena la vida. Asiste a un colegio de educación especial (Maria Corredentora), donde se aprecian sus logros, es aceptado y es feliz. Sus profesores son ángeles que derrochan paciencia y cariño. Hacen lo imposible para que estos niños con tantas dificultades aprendan a manejarse en la vida y sean felices. Sería muy triste que desaparecieran estos colegios. Mi nieto entra al cole con una sonrisa y sale igualmente feliz.

P: ¿Es verdad que los artistas crean sus mejores obras en épocas turbulentas de la historia? Ahora sería una de esas épocas. ¿Cómo te ha influido el confinamiento y qué has creado o descubierto?

R: Me he centrado más en la pintura. Eso, o me moría de pena. Mi madre falleció en los primeros días de pandemia, pero me acompañó su espíritu de mujer íntegra, trabajadora, fuerte, generosa, positiva… Y he realizado obras de gran formato de las que me siento satisfecha. He descubierto que la naturaleza grita pidiendo ocupar su lugar. Jamás vi una vegetación tan exuberante.

placeholder  La pintora y su obra. (Cortesía)
La pintora y su obra. (Cortesía)

P: Aseguras que en tu pintura plasmas lo que te emociona y te enamora. ¿Pintar puede ser terapéutico también en momentos tan difíciles como estos?

R: Para mí siempre es una terapia. Me consuela meter mis colores en escenas de amor, de amistad. Una gran amiga, Rosa Cid, escribe sobre mí: “En tus lienzos se palpan los silencios, las distancias, las entregas. Sabes pintar la vida en colores y lo mas grande es que la soledad, la tristeza y las lágrimas también las sabes teñir de color”.

P: Tus obras pertenecen a las colecciones más importantes del país como el Museo del Dibujo de la Biblioteca Nacional y el Palacio de Liria, y han llegado a países tan distintos como Suiza, México o Azerbaiyán. ¿Qué te queda por conseguir profesionalmente?

R: Me queda todo por conseguir. Espero pacientemente y afronto todo lo que venga. Independientemente de lo pueda surgir, quiero seguir pintando si me acompaña la salud y la ilusión.

P: ¿En qué museo te gustaría exponer tu obra?

R: Me gustaría exponer, entre otros, en el Museo Esteban Vicente, de Segovia.

P: ¿Cuál es el secreto para que tu matrimonio sea un caso de éxito?

R: No hay secretos ni fórmulas mágicas. El amor perfecto no existe. Todos tenemos defectos. El respeto, la verdad, la aceptación son importantes.

P: ¿Cómo compaginas ser pintora, esposa y madre?

R: Si se quiere y se ama lo que haces, se tiene tiempo para todo. Me llenan de vida mis seis nietos. Ellos tienen en mi estudio su caballete, pinceles, lienzos… y se meten en su obra, unos más que otros, con mucho interés.

P: Tu marido es uno de los productores más importantes de nuestro país. ¿Sois muy cinéfilos?

R: Nos apasiona el mundo del cine, cualquier película destaca por algo: diálogos, vestuario, fotografía, mensaje que intenta transmitir. Podemos pasar horas viendo series y películas. En la plataforma Flixolé encontramos un cine exclusivo y de calidad.

P: Estas muy en forma. ¿Qué deportes practicas?

R: Camino, cuando tengo tiempo.

P: ¿Cómo cuidas tu alimentación?

R: No soy esclava de dietas, aunque tengo que cuidarlas por salud.

P: Tienes un cutis muy bonito. ¿Cómo lo cuidas? ¿Qué cremas utilizas?

R: Muchas gracias. Utilizo productos MASSUMEH, que son fantásticos y mantienen la piel con un aspecto joven.

P: Háblame de tus famosas Meninas.

R: Hace años me encargaron una Menina para el atelier de una modista, y después de dialogar con Velázquez en el Museo del Prado, delante de sus Meninas, realicé dicho encargo y desde entonces no he dejado de pintar a esa niña-mujer adornada con sus enormes faldas, de ricos tejidos repletos de joyas: inocencia, belleza…

placeholder Menina de las flores. (Cortesía)
Menina de las flores. (Cortesía)

P: Háblame de la serie ‘Colores de milonga’.

R: Son escenas de fiesta, de amor, de pasión, de amistad, donde la mujer es protagonista. Presencié un tango en Buenos Aires, me emocionó y lo hice mío. De mis viajes a París surgen algunas de mis escenas. Admiro la obra de Toulouse-Lautrec, su vida…

P: ¿Quiénes son los coleccionistas más entusiastas de tus obras?

R: Pertenecen al entorno cinematográfico. Mi obra está en espacios de servicios privados y públicos: Biblioteca Nacional, Museo del Dibujo del Castillo de Larrés, Casa de Alba, Castillo de Merode (Austria), Palast Hohenems (Suiza), República de Georgia, Nueva York, México, Azerbaiyán… Mi obra tiene divulgación nacional debido a las exposiciones realizadas por gran parte de la geografía española.

P: ¿Cuáles son tus museos favoritos?

R: Museo de Pérgamo, Museo Rembrandt, National Gallery, Hermitage, Musee D’Orsay, MOMA, Museo del Prado, Museo Thyssen, Museo Sorolla… La lista sería interminable.

P: Has viajado prácticamente por todo el mundo. ¿Cuál es tu ciudad y tu país favorito?

R: Mi país favorito siempre será España, porque tengo cerca a mis seres queridos, pero también me gusta Roma, San Petersburgo, los países nórdicos...

P: ¿Qué objetos no faltarían nunca en tu maleta?

R: Cámara fotográfica, pinturas, cuaderno de apuntes, cremas, pulseras y algún nuevo look.

P: Amas la lectura. ¿Qué libros tienes en tu mesilla de noche?

R: Acabo de leer ‘La nieta del señor Linh’, ‘Tierra’, ‘El aprendizaje de la serenidad’, ‘Emocionarte’… Tengo torres de libros, tantos…

P: ¿Qué libros de arte recomiendas?

R: ‘Cartas a Theo’, de Van Gogh; ‘Retrato del artista adolescente’, de James Joyce; ‘Emocionarte. La doble vida de los cuadros’, de Carlos del Amor; ‘El último verano de Klingsor’, de Hermann Hesse... También biografías de grandes artistas, catálogos de museos, la biografía de Picasso, ‘De mi amor al arte’, por Julia Sáez Angulo.

P: Amas el campo y los animales. Tenéis 9 perros, ¿de qué raza son?

R: Tenemos mastines, labradores, dóberman, husky, akita…

P: ¿Qué serie estás viendo y cuáles recomiendas?

R: ‘Los Bridgerton’, ‘Las chicas del cable’, ‘Dime quién soy’, ‘Vis a vis’…

placeholder Complicidad, de la serie 'Colores de milonga'. (Cortesía)
Complicidad, de la serie 'Colores de milonga'. (Cortesía)

P: ¿Cuáles son tus restaurantes favoritos?

R: El Filandón, Aarde, Quintín…

P: ¿Qué supuso para ti la experiencia de exponer en la Casa de Vacas del Parque del Retiro?

R: Una experiencia muy gratificante, porque acudió numeroso público y tuve la oportunidad de compartir las buenas sensaciones que transmite mi obra. Un productor de cine entró a la exposición y me pidió autorización para rodar una secuencia de su película con mi obra.

P: ¿Qué películas sobre arte o artistas de interés destacarías?

R: ‘El loco del pelo rojo’, ‘Seraphine’, ‘Basquiat’, ‘El tormento y el éxtasis’, ‘Frida’, ‘Moulin Rouge’, ‘La joven de la perla’, ‘El sol del membrillo’...

P: ¿Qué significó para ti exponer en el Torreón de Lozoya de Segovia, tu ciudad natal?

R: Fue un motivo de satisfacción, por el impresionante espacio, el reconocimiento y el orgullo de exponer en mi tierra.

P: ¿Qué proyectos artísticos inmediatos tienes?

R: Una exposición en el Palacio de la Diputación de Alicante. Colaboro con el grupo Pro-Arte y Cultura, fundado por Mayte Spínola, realizando exposiciones anuales con fines benéficos.

P: ¿Te gusta cocinar?

R: Cocino lo justo, pero las cuatro cosas que sé hacer me salen bien.

P: ¿Te preocupa el medioambiente?

R: Me preocupa mucho poder dejar un mundo más saludable y habitable a mis nietos.

P: ¿Qué haces para desconectar de tu día a día?

R: Leer, ver una buena película, reunirme con amigos, cuando se puede.

P: Un capricho inconfesable

R: El Kirsch Royal. Una copita en el fin de semana. Es mi vicio, y lo considero un lujo.

P: ¿Te queda algún sueño por cumplir? ¿Hay algo que te gustaría lograr y que aún no hayas conseguido?

R: Mi sueño es vivir en un mundo mejor para todos, sin pandemias, donde no haya pobreza, ni enfermedad, ni desigualdades. Un lugar donde prime la paz, la generosidad, la verdad, la honestidad…

Muchas gracias, María Jesús. Me ha encantado entrevistarte. Que sigan tus merecidos éxitos.

Página web: https://www.mariajesusdefrutos.com

Nasrin Zhiyan (MASSUMEH)

La empresaria persa afincada en España es fundadora, junto a su madre, del instituto y la marca cosmética de lujo Massumeh , una de las 100 empresas más creativas según la revista 'Forbes'. Miembro honorífico de la Asociación Internacional de Diplomáticos, vive entre Madrid, Londres y Marbella, y recibió el Premio Influencer 2018 en Cosmética de Lujo.

@massumehcosmetics 
@nasrin_zhiyan
Facebook:  Nasrin Zhiyan​
www.massumeh.com
 

El redactor recomienda