Comer de menú en Madrid: De Le Petit Prince al Bacira. Blogs de Los Gastrogatos

Comer de menú en Madrid: De Le Petit Prince al Bacira

Aunque parezca mentira se puede comer más que bien y a precios muy razonables, y no un menú del día cualquiera, sino uno de altos vuelos (gastronómicos). Aquí están las pruebas, en plural

Foto: Treze
Treze

En cualquier localidad española existen incontables establecimientos que ofrecen a diario un menú con el que satisfacer las necesidades alimenticias de cualquiera a precios razonables, dejando de lado la calidad gastronómica de los mismos. Quienes ya nos conocen saben que nuestro único objetivo es recomendarles lugares que sí destaquen, precisamente, por esos valores culinarios, más allá de las meras necesidades vitales.

Como ya hemos señalado en más de una ocasión, la fórmula de un menú a precio fijo no se encuentra entre las predilectas de quienes dirigen los negocios más laureados de la gastronomía patria, a diferencia de lo que sucede en otros muchos puntos del planeta, donde uno puede acercarse a las propuestas de cocineros de primer orden a precios, generalmente a mediodía, digamos que, cuanto menos, razonables.

Pero tampoco tenemos intención de recomendarles lugares en los que dejarse la mitad del dinero que puedan destinar a su comida de diario en un solo sitio, sino más bien, de todo lo contrario: el de que recomendarles aquellos en los que obtener el máximo rendimiento del mismo. 

Centrándonos en Madrid, les presentamos los escasísimos (y honrosos) establecimientos en los que poder encontrar una cocina de primera categoría elaborada con el mismo cariño que en el resto de su oferta, con esas premisas.

Le Petit Prince
Le Petit Prince

Le Petit Prince (C/ Fernán González, 7)

La cocina tradicional francesa cuenta con escasa representación en la capital, y si algún local sobresale, es el clásico y burgués Lafayette del que hablamos en detalle hace unos meses, muy lejos del concepto de 'menú del día'. Sin embargo, una de las mejores propuestas informales es la que representa Le Petit Prince, diminuto restaurante situado en uno de los costados de la céntrica plaza de Felipe II. Si a esa informalidad le añadimos un precio de derribo (13,5 euros) en su menú del día y probamos, por ejemplo, alguna quiche o una sabrosa sopa de cebolla seguida de un buen steak tartar, disfrutaremos de lo lindo y olvidaremos lo angosto e incómodo del local (que afortunadamente en verano cuenta con una agradable terraza).

Vi Cool. Las bravas de Arola
Vi Cool. Las bravas de Arola

Vi Cool (C/ Huertas, 12; Lagasca, 32)

No es la propuesta informal de Sergi Arola un local clásico de menú, pero la necesidad de seducir al público con el añorado 'bueno, bonito y barato' se materializa en esta casa en un menú de tapas al imbatible precio de 20 € por persona (para un mínimo de 3 personas). Incluye 8 pases en raciones abundantes, entre los que destacan las icónicas e imitadas hasta la extenuación patatas bravas, las albóndigas con chimichurri o unas alitas de pollo especiadas (aunque convendría rebajarles algo el punto de sal).

Viavélez (Av. General Perón, 10)

No son pocos los restaurantes que ofrecen cocina asturiana en Madrid, pero Viavélez es, gracias al oficio de Paco Ron, uno de los que presenta una oferta de más calidad. En la planta de arriba dispone de una de nuestras barras favoritas, y es, también en este espacio, donde ofrecen un menú diario al imbatible precio de 18 €, que incluye un primero, un segundo, postre, vino y café. Ron trabaja buenas materias primas y tiene una prodigiosa mano para los guisos y los fondos. No es de extrañar, por tanto, que uno se sienta afortunado cuando se incluye en el menú alguno de sus platos míticos, como las patatas a la importancia o la fabada.

El Padre (C/ Serrano, 45)

A pesar de su juventud, Mario y David son ya una institución en la calle Serrano. En El Padre, a pesar de sus instalaciones, se come muy bien y se bebe extraordinariamente bien. Y a precios más que razonables. A mediodía ofrecen un completo menú del día por 15 €, donde elegir entre una buena cantidad de propuestas para formar una comida sabrosa y contundente. En temporada, disponen de tomates que saben a tales, cosa que, aunque parece mentira, es inusual en Madrid.

Bacira. Steak tartar
Bacira. Steak tartar

Bacira (C/ Castillo, 16)

Uno de los últimos restaurantes de cocina fusión que han llegado a la capital es, precisamente, de los que más y más inmediato éxito han tenido. A ello ha contribuido, además de la valiente apuesta por un formato atrevido e informal, el que la factura sea siempre moderada. Si además cuenta con un menú del día a 13,90 € que incluye dos platos, postre y bebida, se explicarán los motivos por los que cuesta tanto encontrar reserva.

Treze (C/ General Pardiñas, 36)

Además de la posibilidad de compartir raciones en la zona de barra de la planta baja, Saúl Sanz ofrece a mediodía, entre semana, un suculento menú por 13 €. 3 primeros, 3 segundos, y 3 postres, a elegir, de una calidad y preparados con un mimo sorprendentes por ese precio. Entre los primeros, no faltan los platos de cuchara en invierno o las sopas frías en verano, ni sus platos de pasta o arroz, y de carne o pescado entre los segundos, a los que añadir postre y bebida. Rematen la faena con uno de los mejores cafés de la zona.

Taberna Verdejo
Taberna Verdejo

Taberna Verdejo (C/ Espartinas, 6)

Como en el caso anterior, no desdeñen la oportunidad de disfrutar de la cocina que Marian Reguera y Carmen Moragrega ofrecen a mediodía a precios de risa. Por solo 15 € podrán optar por un menú cerrado como el que podríamos encontrar en nuestra propia casa, compuesto por dos platos y postre que recorre, con un cuidado producto, la versión más casera y sencilla de una cocina que va a más cada día, en uno de los comedores más acogedores de la ciudad y con el trato que ha hecho del mismo un lugar de referencia para los aficionados más exigentes. En invierno, los jueves siempre encontrarán un plato de cuchara (atención a su cocido), y los viernes, la cacerola de mejillones es un fijo.

El Pradal (C/ Lanzarote, 26. San Sebastián de los Reyes)

En este amplio local que en su día ocupara el desaparecido Vicente, podemos encontrar a mediodía uno de los menús más sorprendentes, por calidad y presentación, no ya de la periferia norte de la capital, sino, nos atrevemos a decir, de todo Madrid. Por solo 12 €, déjense sorprender por una propuesta de una ambición y una atención en los detalles insólitas para la fórmula de la que hablamos, que les hará olvidar lo incómodo de las sillas y lo ruidoso del local. En verano, su porche y su terraza mitigarán el problema, y si es usted fumador, tendrá donde satisfacer su afición mientras come.

Txa-Tei (C/ Don Ramón de la Cruz, 49)

Los aficionados a la cocina japonesa pueden encontrar en este japonés de barrio la alternativa oriental a la cocina tradicional del resto de establecimientos citados. Mientras que la carta ofrece una propuesta más ambiciosa y a precios acorde con la misma, la sencillez del menú de mediodía permite acercarse a la cocina de Hisato Mori a un precio más que asequible. Por solo 14 € podrán disfrutar de un menú compuesto por una sopa misho (mejorable) y un aperitivo, un entrante (ensalada de algas, rollito vietnamita,…), y un plato principal, o bien caliente o a base de sushi . En este último caso, por 5 € adicionales pueden reforzar el menú con la especialidad de la casa.

Los Gastrogatos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios