Es noticia
Menú
Emiliano Suárez nos desvela los secretos de 'Deseo-Desidium', la expo comisariada por Sara Zaldívar
  1. Famosos
  2. Life & Style
Nasrin Zhiyan (Cofundadora de Massumeh)

Life & Style

Por

Emiliano Suárez nos desvela los secretos de 'Deseo-Desidium', la expo comisariada por Sara Zaldívar

Es uno de los proyectos más ambiciosos de Garaje Lola, un espacio multicultural donde se concentran las más diversas creatividades

Foto:  Nasrin, Emiliano Suárez y Sara Zaldívar. (Cortesía)
Nasrin, Emiliano Suárez y Sara Zaldívar. (Cortesía)

Hace tiempo que Sara Zaldívar se ha convertido en una figura clave en el mundo del arte, aunque los habituales de la crónica social la conocen también por ser la mujer de Gigi Sarasola, jinete olímpico y empresario, con quien ha formado una bonita familia.

Esta madrileña licenciada en Arquitectura desarrolla su perfil artístico a través de Huntress of Art, una empresa de asesoría de arte a coleccionistas y de gestión cultural, y de la Fundación SZ, además de dirigir la residencia de artistas El Núcleo, en Segovia, una residencia creada para la promoción de las artes visuales en España.

Uno de sus últimos proyectos es la exposición ‘Deseo-Desidium', que se inaugura el día 4 de noviembre en Garaje Lola, un espacio multicultural donde se concentran las más diversas creatividades, una antigua fábrica reconvertida en homenaje a la madre de su alma creadora, Emiliano Suárez.

placeholder Emiliano Suárez. (Cortesía)
Emiliano Suárez. (Cortesía)

En Garaje Lola te puedes encontrar expresiones artísticas tan diversas como una ópera, una exposición pictórica vanguardista o la grabación de una película. Dentro de esta estancia diáfana se pueden distinguir diferentes ambientes, entre los cuales no faltan una cocina y una barra de bar donde puedes disfrutar de tu última cerveza favorita. El objetivo de mi gran amigo Emiliano para este lugar es ofrecer propuestas de lo más versátiles y vanguardistas.

Hoy tengo el placer de poder conversar con mis amigos Emiliano y Sara en Massumeh.

Sara, ¿qué lugar ocupa el deseo en la creación artística?

El deseo es la génesis de cualquier producción artística, un producto del pensamiento donde nacen las ideas.

Se trata de una exposición colectiva, ¿qué artistas participan?

Estoy muy orgullosa de contar con artistas consagrados y emergentes para esta exposición que no os va a dejar indiferentes. Contamos con artistas tan conocidos como Bordallo Pinheiro, Juan Francisco Casas, Rubén Rodrigo, Adriana Marmorek. También hay jóvenes talentos como Carlos García, Kike Garcinuño, Verónica Mar, Iria Martínez, Pablo Sola o Carolina Verd. Es un lujo trabajar con cada uno de ellos.

placeholder Juan Francisco Casas Ruiz. SPQR (CA) VITA. Díptico, 2016. Bolígrafo y rotulador BIC de colores sobre papel (225 x 280 cm).
Juan Francisco Casas Ruiz. SPQR (CA) VITA. Díptico, 2016. Bolígrafo y rotulador BIC de colores sobre papel (225 x 280 cm).

Decía el poeta Luis Cernuda que entre la realidad y el deseo hay un abismo, ¿consideras que has conseguido los tuyos?

Mis deseos están en constante evolución y por ello muchos ya han sido realizados y muchos otros están aún por realizar.

Una de tus grandes pasiones es seguir aprendiendo y, de hecho, te estás doctorando. ¿En qué punto se encuentra tu doctorado y cuál es la materia sobre la que versa?

Estoy comenzando aún, es un largo recorrido que irá cogiendo forma a lo largo del tiempo. Por el momento sé que busco probar la influencia positiva del arte en las ciudades a todos los niveles.

Tienes dos hijos que son aún muy pequeños, ¿cómo te apañas?

Siendo muy organizada. Si no, es imposible hacer muchas cosas a la vez.

placeholder Rubén Rodrigo. Estudio para una crucifixión después de El Greco III- Nº 1.  Óleo sobre lienzo 2021 (162 x 130 cm).
Rubén Rodrigo. Estudio para una crucifixión después de El Greco III- Nº 1. Óleo sobre lienzo 2021 (162 x 130 cm).

Precisamente hablábamos de aprendizaje, ¿qué estás aprendiendo de tus hijos?

Aprendo a mirar con sus ojos, me parece superenriquecedor. Me gusta mucho ir a ver exposiciones con ellos y ver sus reacciones.

Durante la pandemia resultó más complicado realizar tu trabajo, ¿en qué momento laboral te encuentras ahora? ¿Ha repuntado el mercado del arte ahora que estamos alcanzando cierta normalidad?

Si bien durante la pandemia no hemos podido hacer exposiciones ni tener a artistas residentes en nuestra residencia de artistas, el mercado del arte no se ha parado y los coleccionistas a los que atesoro han seguido comprando.

placeholder Hermanos Campana: Dora, 2021. Bordallo Pinheiro. WWB Series (850 x 500 x 300 cm). Cerámica Bordallo Pinheiro.
Hermanos Campana: Dora, 2021. Bordallo Pinheiro. WWB Series (850 x 500 x 300 cm). Cerámica Bordallo Pinheiro.

Tú que eres gestora cultural y que te rodeas de talentos en tu residencia de artistas, ¿qué recomendación le harías a quienes están empezando y quizás no encuentran los caminos para darse a conocer?

El trabajo del artista es sumamente complicado. No solo tienen que tener talento, sino muchas otras cualidades para triunfar. Acabamos de terminar la primera edición de un curso que he diseñado para tratar de agilizarles el camino de la mano de la Fundación Pons, que se llama ‘Claves para la profesionalización de la carrera del artista’, que ha sido muy útil para todos. Estamos ya preparando la segunda edición.

Con tu marido formas un tándem que funciona muy bien, también en esta faceta artística, ¿qué cualidades crees que os aportáis el uno al otro para crecer personalmente?

Nos aportamos estabilidad el uno al otro, buenos consejos, respeto y mucho amor.

Siempre has hecho una apuesta por una vida saludable, ¿qué tipo de dieta llevas y qué hábitos no faltan en tu vida?

Intento hacer deporte al menos tres días en semana y en casa intento no comer muchas cosas procesadas, ni azúcares refinados ni muchas harinas.

placeholder Kike Garcinuño. Untitled, 2021   (100x100).
Kike Garcinuño. Untitled, 2021 (100x100).

Viajar es una de tus grandes pasiones. Ahora que ya está siendo más fácil poder hacerlo, ¿a dónde te gustaría ir?

Me muero por ir a Japón, sin duda espero que sea mi próximo gran viaje.

Vivimos en un mundo en el que las redes sociales ocupan un lugar muy protagonista, ¿cómo es tu relación con ellas?

Creo que las redes sociales son una herramienta buenísima si las utilizas bien. Para mi trabajo es sumamente interesante, sigo muchas cuentas de las que aprendo mucho y me mantiene muy actualizada de noticias, jóvenes artistas…

Hablábamos antes de tus hijos, ¿qué valores crees imprescindible trasmitirles y cuáles de los que recibiste tú de tus padres te gustaría destacar?

Seriedad, constancia y esfuerzo.

No te prodigas en la vida pública y por lo tanto hay un halo de misterio en torno a tu persona... Es una pregunta compleja, pero, en unas pinceladas, ¿qué cualidades tuyas te gustaría destacar y contarnos?

Soy una persona muy normal, amante de mi familia, de mis amigos y de mi trabajo. Quizás una característica mía es que soy muy 'disfrutona' y que todo lo que hago lo hago con pasión.

Sara, ¿qué me podrías decir de Emiliano?

Emiliano es un personaje del Renacimiento, con mil inquietudes y un mecenas 3.0. Es además lo suficientemente humilde para rodearse siempre de expertos y de gente que le impulsa. Es divertido y sagaz.

Por último, formula un deseo que te quede por cumplir.

¡¡Uy…muchísimos!! Entre otros, dar la vuelta al mundo.

El multiespacio de Emiliano Suárez

Emiliano, ¿cómo surge la iniciativa de Garaje Lola?

Garaje Lola se idea durante el confinamiento. Era el momento de darle una vuelta de tuerca a mis proyectos. La fórmula pasaba por encontrar un contenedor con carácter industrial que me ayudara a contar de una manera original mis planes. Nunca se me ha dado bien poner en valor mi trabajo, llevo más de veinte años ofreciendo muy buenas ideas sin que nadie las escuche. Ahora tengo el mejor altavoz para gritar alto y claro. Garaje Lola es un espacio creativo que ha revolucionado la escena off de Madrid, un 'agitador cultural' que nadie esperaba y que ha presentado su segunda temporada en una rueda de prensa multitudinaria. Un éxito imprevisto para muchos pseudointelectuales y culturetas de pacotilla a los que les hemos cerrado la boca. Me consta que nos miran de cerca con asombro.

placeholder Emiliano Suárez. (Cortesía)
Emiliano Suárez. (Cortesía)

¿Qué papel ha jugado la música en tu vida? ¿Con qué música creciste y qué música escuchas actualmente?

La música es parte fundamental de la historia de la humanidad, sin música el mundo y los individuos seríamos completamente diferentes. Las personas que no escuchan música suelen no leer, no escribir, incluso no pensar. La banda sonora de mi vida es la ópera, pero necesito tener muy cerca la clásica, el jazz y el musical americano. La música tiene que sonar, inspirar y ser continua fuente de pensamiento creativo.

Comencé a escuchar y estudiar música desde muy joven, mi afición y conocimientos de ópera eran desproporcionados para mi edad. He recorrido el mundo en busca de la ópera y en la actualidad tengo Opera-Garage, una productora especializada en hacer música en espacios alternativos para nuevas audiencias. Nunca me imaginé que podría acabar produciendo y dirigiendo ópera, me he sorprendido a mí mismo. El proyecto es tan vanguardista que me daba vértigo. Sin la ayuda de mi socia, Macarena Bergareche, no hubiera sido posible. Como buen artista, soy más inseguro y retraído de lo que aparento.

¿Ha costado mucho sacar adelante este proyecto?

Todo cuesta mucho, no creo en lo sobrenatural. A partir de una buena idea hay que insistir con tesón; si no, estas muerto. El mercado es una jungla de ambición y avaricia, no queda mas remedio que ser espabilado.

La temporada pasada fue un milagro, sin el apoyo de los artistas y los patrocinadores hubiera sido misión imposible. Confiaba mucho en la idea, estaba seguro de que con esfuerzo y creatividad, el proyecto triunfaría. Y así ha sido, nos hemos convertido en el espacio creativo de referencia en Madrid.

¿Consideras que se apoya lo suficiente a los creadores en nuestro país?

A mí nunca me ha apoyado ni Dios. Para que te den ayudas o subvenciones hay que significarse políticamente y quejarse y llorar mucho. Yo paso de ese rollo y tengo ideas, talento y coraje para hacer las cosas sin ayuda de casi nadie. Cuando alguna institución me tienda la mano, quizás cambie de opinión, nunca se sabe.

Veinte años de trayectoria en Suárez y Aristocrazy son un currículo excelente. ¿Qué has aprendido en estos años y qué te queda por aprender?

Mi currículo me importa un higo, aunque reconozco que es original. En la empresa familiar he aprendido a ser un buen hombre. Un chico serio, profesional y responsable. Siempre me han sobrado ideas y planteamientos diferenciadores, era un creativo nato muy bien posicionado. Pero me faltaba rigor, sensatez y humildad. Mi inmadurez, arrogancia y frustraciones me jugaron malas pasadas. Una empresa importante y exigente te ayuda a mejorar y te pone los pies en la tierra antes o después. Estoy muy agradecido a mi familia y honrado de seguir vinculado a la empresa como miembro del Consejo de Administración. Creo en los ciclos y cuando se acabó el mío, comencé una nueva vida.

El único motivo por el que le tengo miedo a la muerte es porque me queda todo por hacer. Voy a tener mucho éxito, pero necesito tiempo. Seguiré con la consultoría creativa, produciendo música, espectáculos, dirigiendo escena, haciendo fotografía, porque, sin duda, lo mejor está por llegar. Garaje Lola es solo el comienzo.

placeholder Un rincón del Garaje Lola. (Cortesía)
Un rincón del Garaje Lola. (Cortesía)

Has sido un hombre muy polifacético y te ha ido bien en lo que has emprendido, ¿te reservas alguna sorpresa en la chistera?

Soy el hombre orquesta, pero no todo me ha salido bien, he hecho muchas cosas, quizás demasiadas. Me ha costado mucho encontrar mi espacio, el éxito me ha llegado tarde y por eso no quiero más experimentos. Hay que poner el foco en las cosas que funcionan, potenciarlas y hacerlas crecer. Después, ya veremos si queda tiempo de sacar más conejos de la chistera.

¿Te ha cambiado la vida la paternidad?

Soy padre de un niño de dieciocho años y una niña de catorce. Convivo y cuido de las hijas de mi mujer como si fueran mías. Y ahora ha llegado Juana para complicarme la vida un poco más. Me gustan las sensaciones de ser padre a los cuarenta y cinco, estoy disfrutando mucho de mi pequeña. Soy poco conservador y no demasiado familiar, pero mi destino no tendría sentido sin mis hijos. El amor natural que generan es algo extraordinario e imprescindible en el camino de la vida.

¿Qué sentiste al ver a tu hija por primera vez?

Le dije a Carola: "Esta se parece a mí".

¿Cómo se encuentra tu mujer, Carola?, ¿cómo está viviendo ella estos primeros meses como madre?

Se encuentra bien, es positiva y optimista, todo lo simplifica para hacer las cosas fáciles. Por lo tanto, es inteligente y nos maneja con energía e inteligencia emocional a todos. Tenemos cinco hijos, dos perros y no pocos problemas y preocupaciones. Si no le ponemos actitud, humor y alegría, nuestra realidad seria complicada de manejar.

¿En qué medida y cómo os apoyáis en vuestros respectivos proyectos?

Carola me ayuda mucho más a mí que yo a ella. Soy un desastre digital y el universo 'influencer' no me interesa. Ella, además de ordenarme y soportarme, me ayuda en la gestión de Garaje Lola, colabora en todas mis creaciones y dirige vestuario de Opera Garage. Su ayuda es imprescindible porque solo ella sabe entender mis ideas a la primera y a partir de ahí ponemos en marcha todos nuestros proyectos.

¿Con qué artistas te gustaría trabajar en el futuro?

He trabajado con los mejores fotógrafos, directores de arte y diseñadores gráficos del mundo. He creado y diseñado eventos que marcaron época. He producido y dirigido a grandísimos artistas. He cumplido muchos sueños, pero, como he dicho anteriormente, estoy seguro de que lo mejor está por llegar. Puestos a soñar con posibles, me gustaría trabajar con Calixto Bieito, Tamara Rojo o Niña Pastori. Todo se andará.

La pandemia paralizó la vida en general y ahora disfrutamos de una nueva normalidad. ¿En qué has cambiado después de estos meses tan duros?

Creo que sigo siendo el mismo. He intentado continuar con mi actividad y las dificultades me han ayudado a racionalizar mis proyectos. En este tiempo, todos hemos pasado miedo, angustia, preocupación y hemos perdido a gente muy querida. Pero hay que seguir, así es la vida.

placeholder Emiliano Suárez. (Cortesía)
Emiliano Suárez. (Cortesía)

¿Qué le pides al futuro?

Le pido tiempo, el resto llegará.

Eres un hombre muy creativo, ¿qué te inspira?, ¿de qué te nutres para crear?

Tengo capacidad de generar nuevas ideas, conceptos diferenciales y buscar soluciones originales a propuestas sencillas o complejas. Soy un creativo puro, innato. No creo en el creativo académico o en el aprendiz de creativo. Para mí no existen porque no son válidos, la creatividad es un don, se tiene o no se tiene. Somos personas que analizamos rápido, de manera intuitiva y sin una lógica especifica. Me inspira observar, curiosear, estudiar. La inspiración puede estar en una película de Billy Wilder, una banda sonora de Philip Glass, una obra de Banksy o en las calles de New York, da igual. Para los creativos, casi todo puede ser fuente de inspiración. Todo es cuestión de mirar con interés.

Emiliano, ¿qué me podrías decir tú de Sara?

Sara es una amiga fiel y magnífica profesional. Confía en mis proyectos y yo en sus capacidades. Sobre todo nos queremos, respetamos y admiramos mutuamente. Compartimos inquietudes y huimos de etiquetas y clichés. Creo que somos dos visionarios de vanguardia, pero el tiempo nos pondrá la nota de final de curso.

Gracias, Sara y Emiliano, por compartir conmigo este proyecto tan vanguardista.

Nasrin Zhiyan (MASSUMEH)

La empresaria persa afincada en España es fundadora, junto a su madre, del instituto y la marca cosmética de lujo Massumeh , una de las 100 empresas más creativas según la revista 'Forbes'. Miembro honorífico de la Asociación Internacional de Diplomáticos, vive entre Madrid, Londres y Marbella, y recibió el Premio Influencer 2018 en Cosmética de Lujo.

@massumehcosmetics 
@nasrin_zhiyan
Facebook:  Nasrin Zhiyan​
www.massumeh.com
 

Hace tiempo que Sara Zaldívar se ha convertido en una figura clave en el mundo del arte, aunque los habituales de la crónica social la conocen también por ser la mujer de Gigi Sarasola, jinete olímpico y empresario, con quien ha formado una bonita familia.

El redactor recomienda