Logo El Confidencial

Begoña Gómez, luces y sombras: su paso (estilístico) por la Moncloa

La esposa de Pedro Sánchez nos ha regalado grandes momentos y modelitos durante su primer año en la Moncloa. Pero aún no sabremos si habrá un segundo. Así ha sido 2018

Foto: Begoña Gómez en la cena de gala en el Palacio Real. (Limited Pictures)
Begoña Gómez en la cena de gala en el Palacio Real. (Limited Pictures)

Comienza la cuenta atrás de Begoña Gómez en la Moncloa. Su marido, Pedro Sánchez, anunciaba hace unas horas que habrá elecciones el próximo 28 de abril. Una cita electoral en la que los expertos apuntan que tendrá serias dificultades para renovar mandato. Tras el desastre de los presupuestos, parece que nuestra querida 'primera dama' dejará de serlo apenas un año antes de llegar al que ha supuesto su gran trampolín estilístico.

Y es que este año las idas y venidas de su agenda nacional e internacional (eso sí, siempre fantasma) la han alzado como uno de los personajes de la escena patria más analizados. Su llegada a la Moncloa tras la moción de censura a principios del mes de junio la convirtió de un plumazo en embajadora de la moda española y su catálogo en clave fashion ha sido intenso en todos los sentidos.

Begoña Gómez, en una imagen de archivo. (EFE)
Begoña Gómez, en una imagen de archivo. (EFE)

A pesar de no ostentar un cargo público oficial y a diferencia de sus predecesoras, Begoña no se ha escondido mucho. Más bien al contrario: la hemos visto no solo en actos institucionales en territorio nacional del brazo de Pedro Sánchez, sino también en cumbres internacionales y visitas oficiales junto a él cumpliendo con la agenda pertinente de 'primeras damas'.

En los próximos días, incluso podría asistir a la próxima cena de gala ofrecida por los Reyes en honor al presidente de Perú, a la que se espera que asista Sassa de Osma. Todo ello en calidad de 'primera dama' en funciones. Amén.

Un estilo muy definido

Siempre con modelitos firmados por diseñadores españoles, la directora del Africa Center del IE se puso desde el principio el objetivo de ser la mejor embajadora de la moda patria. Y así ha sido.

[LEER MÁS. Hablamos con la asesora de moda de Begoña Gómez: estos son los secretos de su armario]

Diseños arriesgados, de silueta entallada y made in Spain que, en palabras de Colleen Murphy, quien en alguna ocasión ha ejercido como su consejera de moda, definen a la perfección su armario (y su primer año como ‘primera dama’). Estos son sus mejores looks.

El Delpozo de su cara a cara con Melania

En un claro homenaje a su anfitriona (es su diseñador español favorito) y a Josep Font (quien acababa de anunciar su marcha de la firma), la esposa de Pedro Sánchez eligió para su cara a cara con Melania un precioso Delpozo, con el que asistió a la recepción de Trump en Nueva York con motivo de la 73 Asamblea General de la ONU.

Pedro Sánchez, Donald y Melania Trump y Begoña Gómez en Nueva York.
Pedro Sánchez, Donald y Melania Trump y Begoña Gómez en Nueva York.

Un diseño de lana de corte asimétrico que combinaba azul marino, granate y azul claro, y que rápidamente se convirtió en objeto de memes en redes sociales, donde corrieron a compararla con la bandera que tenía al lado.

[LEER MÁS: Begoña Gómez homenajea a Josep Font (Delpozo) en su duelo con Melania (y gana)]

Con Juliana Awada en Nueva York

En el marco de esta gira, también hubo cara a cara con la estilosa Juliana Awada. Un duelo fashion que tuvo lugar durante la recepción ofrecida por Melania Trump en Nueva York y para el que se decantó por un vestido de doble faz con volumen en la falda y cortes verticales, escote caja, sin mangas y cierre de cremallera oculta en la parte posterior de Carolina Herrera.

El vestido en cuestión pertenecía a la última colección de la firma y estaba a la venta en su shop online por 750 euros, un precio mucho más razonable que el Delpozo que fue tan criticado (superaba los 2.500 euros). Con él, intentó hacer frente al estilazo propio de Juliana Awada.

Su traje de chaqueta de ‘reina roja’

Begoña Gómez retomó su agenda exterior una vez más del brazo de su marido, Pedro Sánchez, durante la histórica visita a La Habana. Durante su llegada, fue la gran protagonista.

Begoña a su llegada a La Habana. (EFE)
Begoña a su llegada a La Habana. (EFE)

Vestida con un vistoso traje de chaqueta rojo de Purificación García, se coronó al menos durante el primer acto de la jornada como la nueva ‘reina roja’. Un título ostentado por Letizia desde hace más de una década (el rojo es definitivamente su color fetiche) y que Begoña consiguió arrebatarle en menos de seis meses en la Moncloa.

Ya se lo habíamos visto antes. Con este mismo conjunto asistió durante su viaje a Nueva York a la intervención de su marido ante la Asamblea General de Naciones Unidas en la apertura del nuevo periodo de sesiones.

[LEER MÁS. Begoña Gómez 'destrona' a Letizia: protagonista de rojo en Cuba]

El imperdible de La Habana

Al día siguiente, visitó junto a su marido el casco antiguo de la ciudad. Un paseo en el que estilísticamente no estuvo nada acertada: ni el bolso, ni los zapatos, ni el peinado… Con nada acertó Begoña en una jornada en la que lo más comentado fue el imperdible con el que se cerró el escote del vestido, más amplio de la cuenta.

[LEER MÁS: Los cinco errores de estilo que cometió en La Habana]

Al tratarse de un modelo cruzado, las posibilidades de que se abriera causando un revuelo inevitable eran altas. Por ello, decidió cerrárselo por si acaso. ¿La pega? No estaba muy bien colocado. Se veía a distancia y eso en la mujer de un presidente, pues como que no (y eso que todas lo hemos hecho en alguna ocasión).

Pedro Sánchez y Begoña Gómez, con el comentado imperdible. (EFE)
Pedro Sánchez y Begoña Gómez, con el comentado imperdible. (EFE)

El vestidazo con el que eclipsó a Letizia

El look de Begoña Gómez. (Limited Pictures)
El look de Begoña Gómez. (Limited Pictures)

Aunque, sin duda, el más comentado fue el que llevó durante la cena de gala ofrecida por los reyes Felipe y Letizia en el Palacio Real con motivo de la visita de Estado del presidente y la primera dama de la República Popular China. Fue su estreno en este tipo de recepciones y supuso su primer cara a cara de gala con Letizia.

Una velada en la que Begoña lució un impresionante vestido rojo de terciopelo bordado firmado por Marcos Luengo con el que atrajo tantas miradas como comentarios. Su gran noche, sin ninguna duda.

Lady Ñ
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios